Avda. de Barcelona, 34. CP 19005. Guadalajara (España)

949 234 027 / 659 361 340 editoresdelhenares@gmail.com

El libro “Fuentenovilla en la Edad Moderna” descubre nuevos personajes históricos de la localidad

Obra del historiador guadalajareño, de Hontoba, Aurelio García López, fue presentado ayer en el Salón de Plenos del Ayuntamiento ante un centenar de fuentenovilleros. El libro saca a la luz, entre otros muchos datos históricos, la figura de José de Salcedo, hermano de Blas, y como él, capitán de fragata

La presentación del libro fue introducida por la alcaldesa de Fuentenovilla, Montserrat Rivas, por el subdelegado del gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Sánchez, por el concejal de Cultura, Pablo de la Torre, y por el editor, Angel de Juan. Al inicio del acto, Montserrat Rivas, que lo moderó, pidió un minuto de silencio por la tragedia aérea de Los Alpes.

Fuentenovilla en la Edad Moderna” está incluido en la colección Temas de Guadalajara, de Editores del Henares. Es, concretamente, su número 11. La alcaldesa de Fuentenovilla, como también recuerda en el prólogo, afirmó que considera “una obligación municipal recuperar el pasado para las nuevas generaciones”.  Con “Fuentenovilla en la Edad Moderna”,  la localidad rescata una parte de su memoria, la acontecida entre los siglos XV y XX. “Por fin en esta legislatura ha sido posible cumplir con la historia, y con nuestros antepasados, por quienes, la lectura del libro provoca una profunda nostalgia”, afirmó la alcaldesa. Rivas dio las gracias a Aurelio García por la “enorme labor de investigación que ha hecho” y al editor, Ángel de Juan, “por la cuidada impresión y publicación”, y también a un gran número de fuentenovilleros que, empezando por el concejal de Cultura, Pablo de la Torre y por el bibliotecario, José Vicente Monge, han colaborado para enriquecer el texto con sus aportaciones.

El concejal de Cultura, Pablo de la Torre, abundaba en este mismo sentido. “El apoyo a la Cultura es una forma de identificación y reivindicación de las raíces históricas de la villa, que quiere poner ante los ojos de sus vecinos y demás personas interesadas en la historia de Fuentenovilla. Espero que su lectura les apasione tanto como a mí”. De la Torre desveló varias jugosas anécdotas sobre la manera en la que se fue construyendo el libro y cómo es el fruto del empeño de un pueblo por descubrir más sobre su historia. El concejal lo hizo, naturalmente, sin desvelar su final para incitar a la lectura. Juan Pablo Sánchez, subdelegado del Gobierno en Guadalajara, felicitó al Ayuntamiento por su iniciativa, al tiempo que calificó como “inmejorable” la elección de autor y editor.

Aurelio García, además de reconocer el mecenazgo del Ayuntamiento, también destacó la voluntariosa ayuda de José Vicente Monge, bibliotecario en la biblioteca Blas de Salcedo. “Agradezco su entrega, orientaciones y numerosos consejos para llevar a buen fin el libro que hoy presentamos”, dijo. Acompañando a los fuentenovilleros, que abarrotaron el salón de plenos, también estuvieron en la presentación José Antonio de la Fuente, alcalde de Valdeconcha, y Jesus Ortega, alcalde de Alocén.

“Fuentenovilla en la Edad Moderna” es un análisis de la historia de la villa en un estudio de la documentación, muchas veces inédita, ya que procede de una minuciosa labor de investigación en diferentes archivos nacionales. García ha partido de la escasa información que sobre estos siglos se ha conservado en el archivo municipal, más abundante en el archivo Diocesano de Sigüenza donde se custodian algunos de sus libros parroquiales. “También hemos recurrido al Archivo Histórico Provincial de Guadalajara, Archivo Histórico Nacional y Archivo Diocesano de Toledo”, recordaba en su presentación el autor.

En su introducción, el libro trata la situación geográfica de La Alcarria. La comarca se caracteriza por sus numerosos pueblos, a una legua de distancia uno de otro, es decir, cinco Kilómetros y medio. Por esta circunstancia García dedica unos párrafos a los antiguos despoblados, Torrejón y Catrueña, sin olvidar los de Conchuela y Querencia. La presentación es breve, pero interesante y, además del referido,  en ella García detalla aspectos como el diseño del escudo municipal.

En el inicio del libro, el historiador repasa los orígenes de Fuentenovilla, desde su pertenencia a la Orden de Calatrava, momento histórico en el que consiguió su privilegio de Villazgo en 1459, pasando por el señorío que ejercieron en esta villa los marqueses de Mondéjar hasta el siglo XIX. Según García, Fuentenovilla permaneció en la orden de Calatrava hasta el siglo XVI cuando el rey Carlos I, necesitado con urgencia de abundantes recursos monetarios, enajenó algunos bienes de la Orden de Calatrava, poniéndola la villa en venta. La compró, en 1538, el II marqués de Mondéjar, don Luis Hurtado de Mendoza. “Aunque no hemos podido documentar mucho la relación con el municipio de los marqueses de Mondéjar, al menos es claro que dejaron grabado sus escudo armas en la fuente de abajo”, aclara el autor.

Tras estudiar asuntos tan dispares como demografía, economía y sociedad, es en este último apartado en el que se dedican unas meritorias páginas a dos de los hijos más ilustres de Fuentenovilla: los hermanos Blas y José de Salcedo y Salcedo, ambos capitanes de fragata. La figura de José Salcedo era hasta ahora desconocida.  Gracias al trabajo de García, su historia ha sido también reivindicada por el autor.  “Todos los laureles habían recaído en Blas de Salcedo, pero como queda demostrado por la documentación, él no fue el único marino ilustre de Fuentenovilla”, expuso. De la mano de los dos miembros más destacados de la familia, el autor recordó la importancia que tuvo la familia Salcedo, desde su llegada a Fuentenovilla. “Muchos de sus miembros destacaron como oficiales de  la administración central y al servicio de la nación, es decir, en el ejército y en la marina”, expuso.

A estos dos ilustres se une don Francisco Sánchez del Teso, que fue rector en la Universidad de Alcalá (1543 y 1549) y también canónigo en la Magistral de San Justo y Pastor en Alcalá de Henares, que hasta ahora era conocido como “doctor Fuentenovilla”, y que el autor ha documentado con nombre y apellidos, y como nacido en Fuentenovilla y fallecido en Alcalá de Henares en 1560.

Además, el texto afronta el estudio de la denominada religiosidad popular, detallando la fundación de gran número de memorias, capellanías y cofradías que existieron en los siglos pasados. La investigación del autor observa cómo fueron desapareciendo y siendo sustituidas por otras nuevas en el siglo XIX. En este apartado se observa la gran devoción que existía entre los vecinos de Fuentenovilla, quienes, de forma humilde, colaboraban en la consecución de logros mayores. “La devoción, aunque distinta, también se ha mantenido hasta la actualidad. En este apartado hemos tenido que llegar al siglo XX, para explicar este cambio devocional”, aclaró García.

También es muy interesante el capítulo quinto del libro que se dedica a las manifestaciones artísticas en las que se documenta cronológicamente los diferentes edificios con que cuenta Fuentenovilla (parroquia (siglo XVI a XVIII), ermitas, calvario, puentes, fuentes y construcciones domésticas). Importante es también la mención que se hace sobre algunas costumbres y tradiciones de sus vecinos, como son la celebración de encierros de toros, ya en la segunda mitad del siglo XVI y el juego de bolos en el siglo XIX.

El libro refleja una gran investigación, aporta noticias curiosas y fundamentales para conocer mejor Fuentenovilla y su patrimonio, y pone sobre el tapete datos, algunos hasta ahora desconocidos sobre la localidad, en especial sobre su patrimonio, indagando con detalle en la picota, en el edifico concejil, en el puente de la venta y también en su iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, no solo en su arquitectura, también en su obras de escultura y orfebrería.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page